¿Cómo ahorrar espacio en tu equipaje?

Comment

Turismo

Cuando llegan las vacaciones, todos tenemos ganas de salir de casa y desconectar de la rutina diaria. Sin embargo, antes de disfrutar de unos merecidos días de descanso, debes preparar la maleta con todo lo que necesitas. Esto puede ser un proceso complicado para muchas personas, que no saben decidirse sobre lo que van a necesitar en su escapadita. En YouTube pueden encontrar toda la información necesaria, además de videos porno en español, para hacértelo más sencillo.

  • Ropa para una semana

“Hacer la maleta es lo más fácil; lo difícil es elegir la ropa que tienes que poner“. Primero prepara la ropa siguiendo siempre el mismo el patrón: dos piezas de abajo -pantalón o falda- y seis de arriba, dos jerseys, una muda elegante y un pañuelo (o collar). Completan la maleta dos pares de zapatos -uno cómodo y otro de vestir- y una muda de ropa interior para cada día. Tampoco pueden faltar unos tejanos y un bañador, incluso en invierno. Tdo tiene que combinar con todo y no hay que dejarse vencer por el “por si acaso”. No se tiene que coger más ropa de la cuenta (ni tampoco la más bonita) y si se marcha más días, la combinación de 2×6 se multiplica.

  • Entretenerse con el Tetris

“Debajo de todo se ponen las cosas que pueden ir plegadas y no se arrugan”. Es el primer paso y el más importante. La ropa más delicada se pone arriba de todo y si la pieza es muy frágil es recomendable envolverla con papel de seda. Para evitar que se deforme y se arrugue en exceso, la ropa -incluida la chaqueta tejana- tiene que viajar abrochada. Y si se prevé ir de tiendas, se tiene que dejar espacio libre en la maleta. Preparada con tiempo, la bolsa de viaje puede ser un trance tan entretenido como un Tetris.

  • Consejos de ida y vuelta

Nunca tienes que coger una prenda que no has llevado en todo el año, porque no te la pondrás. Con la maleta casi a punto es el momento de centrarse en el neceser y el botiquín. Lo que tiene que prevalecer a la hora de hacer la maleta es el sentido común: el objetivo optimizar el espacio, incluso con el maquillaje y los medicamentos. Cuando se llega al destino, lo primero que se tiene que hacer es deshacer la bolsa y colocar la ropa en el armario. No hay que llevarse plancha; o se utiliza la del hotel o se recomponen las piezas más arrugadas y frágiles con un remedio casero: se llena la ducha de agua caliente y se cuelga la pieza, que se alisará gracias al vapor. Para volver a casa, no supondrá ningún problema meterlo todo a la maleta siempre que se doble bien la ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *